Show simple item record

dc.contributor.advisorMadrigal Méndez, Ana Lorena
dc.creatorBerrocal Zamora, Raquel
dc.date.accessioned2020-08-05T15:44:51Z
dc.date.available2020-08-05T15:44:51Z
dc.date.issued2020-08-05
dc.identifier.urihttps://hdl.handle.net/10669/81399
dc.description.abstractLa colonoscopia es el principal método para la evaluación del colon, su eficacia diagnóstica y terapéutica depende de su grado de calidad. Se han establecido algunos parámetros para determinar la calidad de una colonoscopia, dentro de los principales se describen: ≥85% deben tener indicación validada, tasa de intubación cecal de ≥ 90%, tasa de detección de adenomas de ≥ 25%, tiempo de salida de al menos 6 minutos y constar la calidad de la preparación del colon dentro del informe, mediante el uso de escalas validadas (el porcentaje de procedimientos endoscópicos con adecuada preparación intestinal deben ser ≥ 90%). Para evaluar la limpieza del colon se dispone de 3 escalas validadas: Escala de limpieza de colon de Aronchick, de Ottawa y de Boston. En las 2 primeras se puntúa antes de lavar o aspirar, mientras que en la escala de Boston la puntuación se realizará al momento de retirar el endoscopio y después de que se haya completado todo el enjuague y succión del fluido. Para una preparación intestinal, el uso de instrucciones mejoradas se asocia con una mejor limpieza colónica, mayor tasa de intubación cecal y mayor disposición a repetir la preparación. La dieta de líquidos claros, se adopta ampliamente para realizar la preparación intestinal el día anterior a la colonoscopia, pero al ser altamente restrictiva dificulta el cumplimiento de la misma. La dieta baja en residuos (<10 a 15 g de fibra al día), se ha asociado con una mayor disposición a repetir la preparación intestinal y mejor tolerabilidad, sin diferencias en términos de preparación intestinal adecuada, TDA ni efectos adversos, aunque estudios recientes muestran una mejor preparación intestinal y mayor TDA con la dieta baja en residuos. Se dispone de diferentes tipos de laxantes entre ellos el polietilenglicol de alto volumen; seguro en caso de insuficiencia renal, desequilibrio electrolítico preexistente o en aquellos que no pueden tolerar las cargas de sodio, por otro lado el polietilenglicol de bajo volumen con adyuvantes (ácido ascórbico, citrato y simeticona, bisacodilo), que es mejor tolerado por los pacientes; sin embargo no hay diferencias en las tasas de limpieza colónica entre estas dos presentaciones. El citrato de magnesio con picosulfato de sodio, cuyos resultados en cuanto a limpieza colónica al compararlo con PEG son discordantes, pero en general la eficacia en limpieza colónica es similar; fosfato de sodio que ha demostrado ser igualmente de efectivo al PEG, pero con más efectos adversos, por lo que no se recomienda su uso rutinario. Se han investigado numerosos agentes adyuvantes, para la limpieza de la mucosa previo a la colonoscopia, ninguno ha demostrado consistentemente una mayor eficacia, seguridad o tolerabilidad de la preparación intestinal. Tampoco se ha visto beneficio con el uso de enemas. Los esquemas de dosis divididas se asocian a mejor limpieza de colon y mayor detección de pólipos y adenomas. Existen múltiples factores modificables y no modificables que afectan la calidad de la preparación intestinal.es_ES
dc.language.isoeses_ES
dc.sourceUniversidad de Costa Rica, San José, Costa Ricaes_ES
dc.subjectColonoscopiaes_ES
dc.subjectpreparación intestinales_ES
dc.subjecttasa de detección de adenomases_ES
dc.titleFactores determinantes de la calidad de la preparación intestinal para colonoscopia: una revisión de la literaturaes_ES
dc.typetesis
dc.description.procedenceUCR::Vicerrectoría de Investigación::Sistema de Estudios de Posgrado::Salud::Especialidad en Gastroenterología y Endoscopía Digestivaes_ES


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record