Show simple item record

dc.creatorÁvalos Rodríguez, Gerardo
dc.date.accessioned2020-10-29T20:51:58Z
dc.date.available2020-10-29T20:51:58Z
dc.date.issued2019
dc.identifier.citationhttps://www.zeledonia.com/uploads/7/0/1/0/70104897/recommendations_to_improve_the_management_of_artificial_hummingbird_feeders.pdfes_ES
dc.identifier.issn1659-0732
dc.identifier.urihttps://hdl.handle.net/10669/81778
dc.description.abstractEl uso de comederos artificiales para alimentar a las aves es una práctica extendida y de uso generalizado principalmente en sitios turísticos, tales como hoteles de montaña, parques naturales, y jardines privados. En el caso de sitios turísticos y parques naturales la principal motivación para establecer comederos es atraer más visitantes. Los comederos agregan a muchas especies de colibríes y hacen muy fácil su observación cercana, así como la toma de fotografías. Los comederos agregan a las aves por tiempo prolongado, afectan sus patrones de distribución, uso de hábitat, localización de sitios de anidación, y aumentan las interacciones interespecíficas, muchas de ellas atípicas o poco frecuentes en sitios alejados de comederos o en el bosque natural. Los comederos proveen un recurso de alta calidad, abundante, y predecible. Los sitios que usan comederos por razones comerciales los mantienen por períodos prolongados, e incluso todo el año, y los rellenan diariamente. Además, el diseño del comedero no impone limitaciones morfológicas para tomar la disolución. Los comederos tienen efectos no solamente sobre estas aves, sino sobre insectos. Por ejemplo, las abejas, avispas, moscas, y hormigas entran a la solución de los comederos y mueren por cientos. Grupos de vertebrados que usan comenderos incluyen pizotes (Nasua narica), martillas (Potos flavus), murciélagos, y otras aves nectarívoras tales como el platanero Coereba flaveola. Los comederos requieren manejo. Se requiere educar a la población, tanto a los dueños de restaurantes y parques naturales con comederos, como a los usuarios y entusiastas de esta práctica. El escenario ideal sería no usar comederos con fines comerciales. Es poco probable que esta práctica desaparezca en el corto plazo. No recomiendo el uso permanente de comederos, o por períodos prolongados, o en cantidades superiores a 3 o 5. Los comederos deben limpiarse diariamente, la disolución azucarada debe ser fresca y cambiarse a diario, así como colocarse en sitios sombreados y alejados de las ventanas u otras superficies que reflejen la vegetación para evitar el choque y muerte de estas aves contra esas superficies. Los comederos pueden usarse como un instrumento educativo. Asociados a ellos debe haber información impresa sobre la biología de las aves y los mecanismos de polinización. No se debe promover los comederos como una forma de capturar a los colibríes o de manipular a estas aves. Los comederos bien manejados bajo estas condiciones pueden ser un instrumento de gran importancia para favorecer la sobrevivencia de muchas especies mientras se recuperan los espacios verdes urbanos. Su uso permanente y en grandes números no debe ser fomentado.es_ES
dc.language.isoeses_ES
dc.sourceZeledonia 23(2)es_ES
dc.titleRecomendaciones para mejorar el manejo de comederos artificiales para colibríeses_ES
dc.title.alternativeRecommendations to improve the management of artificial hummingbird feederses_ES
dc.typeartículo científicoes_ES
dc.description.procedenceUCR::Vicerrectoría de Docencia::Ciencias Básicas::Facultad de Ciencias::Escuela de Biologíaes_ES


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record